miércoles, 16 de marzo de 2011

Cut up

Nada volverá ya a ser como antes, pero nosotros tampoco deseamos que las cosas vuelvan a ser "como antes". No queremos ninguna vuelta a una normalidad que ya detestábamos. Lo queremos todo patas arriba. Esta crisis de legitimidad, con la falta de esperanza y la idea que ya flota en cada rincón de esta ciudad (¡Todos fuera!), también indica el modo y la necesidad de la siguiente revuelta: una negación radical, y posiblemente en muchos aspectos inicialmente "nihilista", contra esta muerte en vida. El estilo de la siguiente revuelta será la movilización contra la muerte en vida.

1 comentario:

orola dijo...

que tal, Mike? yo creo que puro nihilismo es lo que ya tenemos, la civilización de la nada a que agarrarse. Una nada normalizada en forma de acumulación paranoica fuera de control. Acumulamos incluso desastres inasumibles.
Para cualquier movilización contra la muerte en vida, cuenta conmigo.